El Derecho Humano al agua en República Dominicana

 

En el país persisten serias diferencias entre la zona rural y la urbana en los servicios de agua y saneamiento, igualmente aun importantes grupos  poblacionales  se abastecen de agua de fuentes inadecuadas, la precariedad es mayor en la zona rural.

 

El Derecho Humano al agua  y al saneamiento en la región El Valle

 

La República Dominicana está dividida en tres macroregiones: Norte, Suroeste y Sureste, y diez regiones de planificación: Cibao Norte, Cibao Nordeste, Cibao Noroeste, Cibao Sur, Yuma,  Valdesia, Ozama o  Metropolitana, Higuamo, Enriquillo y El Valle.

 

En el caso que nos ocupa, la Región El Valle, está integrada por las provincias Elías Piña  -la más pobre del país- y San Juan de la Maguana.

 

La Región El Valle está atravesada por la cordillera Central y la Sierra de Neyba. Vivir en las montañas incrementa los índices de pobreza y precariza los servicios. Además esta región comparte frontera con Haití. una de las áreas de mayor concentración de pobreza en el país con mucha  población rural y que depende mayoritariamente de la agricultura.

 

La disponibilidad de agua que llega por acueducto a las acometidas domiciliarias está lejos de los rendimientos de regiones mejor situadas. Sin embargo disponen de abastecimiento de agua en orígen procedente de acuíferos y arroyos del área montañosa donde hay nacimiento de ríos y acuíferos. Este agua es usada por los poblados situados en las laderas de la Sierra de Neyba, donde están ubicadas las comunidades beneficiarias del programa.

 

El 72,9% de la población de la zona rural no tiene servicio sanitario de ningún tipo. Es el porcentaje más elevado de todo el país. El 12.93 % restantes poseen un sistema sanitario que incluye un inodoro conectado a fosa séptica.

 

San Juan de la Maguana a pesar de ser una zona de gran producción agrícola, mantiene elevados índices de pobreza los cuales son alarmantes en determinadas áreas, Por ejemplo es una de las provincias que presenta uno de los índices más altos de viviendas con pisos de tierra con un 20.1%  el cual comparado con el índice nacional de 3.7% resulta casi seis veces mayor. 

 

En relación al abastecimiento de agua para consumo doméstico:

 

  •  Sólo el 31% tiene como fuente el acueducto, resultando muy por debajo del dato nacional de 46%.

 

  • Un 30 % de las personas se abastecen de agua de fuentes alternativas al acueducto entre las que están pozos, manantiales, arroyos, lluvias y otras vías.

 

En relación a las infraestructuras de saneamiento:

 

  • Un 37.1% de hogares poseen letrinas como única solución sanitaria para la eliminación de excretas frente a un 16.5% de la media nacional. De estos, el 10%  de hogares comparte letrina lo que eleva este índice a 47 % , frente al 24% del dato nacional.

 

  • Un 15% de hogares no posee ninguna solución para la eliminación de excretas frente a un 6.2% en el ámbito nacional. 

FINANCIA:

EJECUTAN:

SOCIOS:

COLABORA:

“Este site ha sido realizado con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), con cargo al Convenio “Rio Los Baos: Agua y Desarrollo (14-CO1-661)”. El contenido de dicho espacio web es responsabilidad exclusiva de H+D y CESAL y no refleja necesariamente la opinión de la AECID”.

 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now